14 de marzo de 2016

Amanece

Llega el día, los rayos de sol aún tímidos, leves y frescos, acarician y escalan las laderas que recorro con la vista. El aire se amansa y se demora en los recovecos del relieve; y mi mirada transita lentamente por la piel del mundo de la que estoy preso, tras la que el horizonte se rinde. Todo lo que tengo al alcance de la mano es perfecto y solamente necesito un momento, sólo uno más, para fijar esta imagen a las que ya llenan mi recuerdo.
Sin embargo el día quiere ponerse en marcha, el instante se acaba y, como todas las mañanas, concluyo que no puedo ni quiero dejar de mirar…
…te.

6 comentarios:

  1. Muy poéta y lírica te has levantado Luisa.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  2. Cuando se está enamorado, da igual el color con que amanezca el día. A sus ojos siempre será azul.
    Tierno el micro, me encanta.

    ResponderEliminar
  3. No hay muchos días de estos. Sin despertador... sin prisas... para disfrutar tranquilamente... de las pequeñas cosas, que son las importantes.
    Buenos días a todos y buena semana!!!

    ResponderEliminar
  4. Nos fijamos en lo que nos fijamos, por algo será.
    Muy bueno, Luisa

    ResponderEliminar