25 de octubre de 2020

HOKKU




 
 
Niebla invernal
que borra el horizonte,
jirones fríos.



24 de octubre de 2020

MÜKI




 
 
 
Calma y sosiego
en la noche estrellada,
muertos y pájaros.




22 de octubre de 2020

El caballero oscuro


Tras un invierno especialmente duro, mi pandilla y yo descubrimos uno nuevo en el barrio. Cuando nos cruzábamos con él en la acera, con respeto y un poco de aprensión, callábamos impresionados ante su gesto serio, sus labios secos y cerrados o esas ropas oscuras aún sin desgaste.
Al tiempo que yo, el último niño oscuro de la calle, lo miraba queriendo hermanarme con él o al menos imitarle, deseando que fuese mi padre y no ese hombre que anegado en alcohol y lágrimas había quedado varado en el salón de casa, después de ocupar con su dolor todo el tiempo y el espacio, dejándome sin un lugar donde poder llorar, como se merecía, la muerte de mi madre.

19 de octubre de 2020

Cincuenta grados como poco

La cámara se acerca con un lento zoom a las manos del cocinero para que los espectadores puedan ver cómo se ha de proceder para confitar un pato. Mientras, en una casa en mitad del campo y del verano, en la que reina el más absoluto de los silencios tras haberse averiado el ventilador, el cuerpo del dueño de la casa comienza peligrosamente a ladearse y resbalar dando al traste con la presentación del plato.  

18 de octubre de 2020

HOKKU




 
 
 
Se arropa el frío
tras la niebla otoñal,
quiere ser grande.



17 de octubre de 2020

HOKKU




 
 
 
Camina el sol
con la cabeza gacha,
heladas lágrimas.



15 de octubre de 2020

El ultimo boy scout


"Recordad que tenéis que hacer una buena acción durante el día. Haced un nudo en vuestra pañoleta o corbata para que os lo recuerde".
Las palabras resuenan en su memoria, mil y una veces repetidas desde aquel día que fue el primero hasta llegar a hoy en el que, pensando en esa buena acción a realizar en un mundo que agoniza, empieza a apretar el nudo, todo lo que puede, justo antes de dejar que sus pies pierdan el punto de apoyo.

12 de octubre de 2020

Coartada

Antaño había tenido buena memoria, no había tenido problemas para recordar, por ejemplo, la retahíla de los reyes godos; pero el destino le había deparado otras sorpresas, le enfrentaba ahora a la verdad, pura y dura, pidiéndole reflexión y sacrificio: si tanto le gustaba esa niña, tanto como de hecho le gustaba, quizás lo mejor fuese olvidar algunas de las respuestas, dejar que ganase aquella estúpida competición escolar y poder acercarse a ella, al menos una vez y con la mejor de la excusas, para darle la enhorabuena.

11 de octubre de 2020

HOKKU




 
 
Desnudos árboles
que la escarcha golpea,
un sol cegado.



10 de octubre de 2020

SENRYU




 
 
Asciende el sol
turbado y temeroso,
¿qué harán los hombres?



8 de octubre de 2020

E. T., el extraterrestre


Eduardo Torres no era de este mundo, o eso decía; y la gente, tras la confesión, sonreía y comenzaba a apartarse de él.
Él, por su parte, inasequible al desaliento, no dejaba de hacer cosas curiosas: estar sin comer varios meses, aprender idiomas en minutos, proyectar imágenes utilizando solo sus ojos, decir qué había detrás de las paredes, o diagnosticar y curar enfermedades antes que el médico.
Supongo que en una gran ciudad su vida habría sido muy diferente, pero Edu apareció un día en este pequeño pueblo castellano y se quedó logrando ser un vecino diferente, un mago amable y un hombre que cuenta batallitas en el bar y no deja de mirar al cielo.
Nunca le hicimos muchas preguntas la verdad; le dejamos a su aire y hoy, dos días después de que desapareciese iluminado por el rayo verde que salía del ovni que se posó sobre la plaza, cuando ya empezamos a echarlo de menos, hemos de anotar entre sus muchas virtudes que tampoco mentía.

5 de octubre de 2020

En la modista

Con el corazón en la mano te he de decir que, igual que el plástico se funde con el calor de una plancha dejando un olor desagradable en el aire, el hilo de atracción que crees haber tejido entre nosotros es una mierda; te recuerdo y repito lo que pareces haber olvidado: tú eres una mujer y yo un hombre, pero a mí no hay nada que me guste más que estar rodeado de hombres grandotes, vestir unos tacones y contonearme bajo una bata de cola.

4 de octubre de 2020

SENRYU




 
 
El niño hambriento
barrido por las lágrimas
la mano extiende.



3 de octubre de 2020

MÜKI




 
 
 
Tapia de piedra,
cipreses y silencio,
un cementerio.



1 de octubre de 2020

Henry, retrato de un asesino


El hombre empieza a acusar el cansancio y eso es peligroso. Los calambres hace tiempo que recorren los músculos de su cuerpo pero, en cuanto se mueve, el pintor le reprende, pidiéndole que vuelva a adoptar la pose, la absurda pose.
Más fácil debe de resultar para el cuerpo inerte que se encuentra a sus pies aunque, siendo sinceros, envidia tampoco le tiene.

28 de septiembre de 2020

Accidental

En sus discusiones ella gritaba y agitaba el índice con fuerza, hasta que un día el dedo se le disparó matándolo.

27 de septiembre de 2020

SENRYU

 


 
 
Te asalta el miedo.
Es el ruido de pasos…
y que no hay nadie.




26 de septiembre de 2020

HAIKU

 


 
 
La nieve blanca
manchada con su sangre,
silencio y lágrimas.




24 de septiembre de 2020

Doce hombres sin piedad


Tras un año siendo la madrasta en aquella casa, Piedad hizo las maletas para asistir al entierro de su madre prometiendo volver; sin embargo, cuando regresó, nada más cruzar la puerta, cambió de idea lo que es comprensible viendo lo que ocurrió en las primeras horas de su ausencia.
Pedro, el patriarca, se encendió un puro, en contra de la prohibición del médico, al tiempo que ponía los zapatos llenos de barro sobre la mesa baja del salón. El abuelo Santiago, sempiternamente sentado en el sofá de orejas, se quitó el audífono y, adueñándose del mando a distancia, elevó hasta límites insoportables el volumen de la televisión. Juan y Andrés asaltaron el congelador e hicieron caso omiso de los paquetes y carteles con los que Piedad pretendía poner orden en las comidas. Bartolomé desplegó todos sus mecanos en el pasillo y dio inicio a la tercera guerra mundial. Santi, el benjamín, pudo morder, babear o destrozar todo lo que estaba al alcance de su mano. Los dos Judas, hijos de dos madres distintas pero igual de cabezotas, continuaron con la pelea en la que estaban enzarzados desde la cuna. Mateo y sus veinte mejores amigos improvisaron una fiesta en su habitación. Felipe y Simón decidieron jugar el desempate de la liguilla de baloncesto que tenían en marcha en el espacio sagrado de la biblioteca. Y Tomás, encantado con la ausencia de Piedad, siempre tan controladora, asumió la realización de algunas recetas, experimentos en realidad, olvidando la existencia y utilidad del friegaplatos y los trapos de cocina.

21 de septiembre de 2020

El mago Bunny

Para nuestra sorpresa, el ilusionista que se nos había anunciado parecía ser un conejo con un pequeño sombrero de copa y una zanahoria a modo de varita. Empezaba ya a sentir cómo los murmullos de enfado y protesta crecían a mi espalda cuando el animal, en unos de sus torpes paseos por el escenario sin perder su perpetua e irónica sonrisa, ante nuestra incredulidad y sorpresa, dio paso a un hombre con esmoquin, una mujer especialmente atractiva, una mesa con un tapete y dos sillas, unas cuantas barajas, una jaula grande y cuadrada sobre un soporte de ruedas, una caja más con un par de cuchillas ensartadas, un amplio juego de cuerdas y pañuelos y no menos de veinte espadas de buen tamaño, junto a todo lo que a buen seguro no estaba a la vista.