17 de julio de 2019

Y la nave va


Lo sé, soy un nostálgico. Echo de menos el sonido de los pájaros, los rayos de sol sobre la piel, los colores y aromas en que estábamos inmersos. Añoro el olor de la comida extendiéndose por la casa y su sabor inundándome la boca. Creo haber olvidado ya lo que se sentía al reír o llorar. Está todo tan controlado en la única nave que huyó de la Tierra, estamos tan sobreprotegidos, es nuestro viaje por el universo tan largo y triste, que solo me siento vivo jugando con tu miedo.

10 de julio de 2019

Un viaje de diez metros


Lo recuerda perfectamente, salió de casa, cruzó el descansillo, pulsó el timbre de la puerta de los vecinos y preguntó por ella. Aún no sabe cómo reunió el valor para hacerlo pero lo hizo; siendo, aquellos primeros diez metros, el inicio del viaje de cincuenta años de vida juntos que ahora parecía llegar a su fin.

30 de junio de 2019

HOKKU (12/09/2018)





Nube esponjosa,
aroma de azahar,
lloroso el aire.



29 de junio de 2019

HAIKU (10/09/2018)





Cantos de pájaros,
margaritas y prímulas
en la ribera.



28 de junio de 2019

Vacío

            Nunca se quejó de que fuese dejándolo todo por en medio. Recuerdo incluso que hubo un tiempo en que le resultaba encantador descubrir, agazapado en cualquier rincón de la casa, uno de los seres fantásticos que llenaban mis exitosos libros y que aquello suponía una sonrisa y un cumplido. Supongo que, solo por eso, tenía que haber empezado a sospechar que algo iba mal el día en que ella empezó a quejarse del desorden.
            Hoy hace semanas que se ha ido, que todos se han ido; porque, detrás de ella, se han ido los seres mágicos y mi imaginación mientras mi agente no para de reclamarme mi nuevo libro.

26 de junio de 2019

Todos los saben






Él no hace más que repetir esas palabras mientras eleva la mano y se acerca amenazador; yo retrocedo y repito, con lágrimas en los ojos, que no he abierto la boca, que siempre después de sus palizas me he maquillado como una puerta.

24 de junio de 2019

La digestión

Llevaba años alimentándose de conversaciones ajenas. Nadie como él para apropiarse de las palabras que flotaban en el aire de la calle, que se dejaban caer en la cola de la frutería, que se olvidaban junto a un paraguas en un autobús cualquiera.
Las devoraba con verdadera ansía. Se las tragaba apenas sin masticar, sin saborearlas, prácticamente enteras. Sin embargo, su recalcitrante soledad hacía que le fuese difícil digerirlas.
De modo que, solo cuando fue capaz de vomitar su dolor, solo cuando su discurso dejó de ser eco de otros y sus palabras empezaron a ser suyas, solo entonces, sonrió y levantó la cabeza.

23 de junio de 2019

HAIKU (10/09/2018)





Frío invernal,
caen los blancos copos
sobre el sembrado.



22 de junio de 2019

Poemas para un haiga



HAIKU (7/09/2018) 
Un chaparrón,
un abedul sin hojas,
el banco oscuro.

HOKKU (22/10/2018) 
Llanto de nubes
en la noche invernal,
las ramblas negras.



21 de junio de 2019

Sin alivio


El verano en que estaba previsto que irían juntos al río y acabarían besándose, su madre murió y llenó la casa de silencios y sombras en un luto de tres años.
Después, cuando el tiempo de alivio estaba a la vuelta de la esquina y la primavera repetía su promesa de risas cálidas y agua fría, su padre les dejó y ella volvió a verse enterrada en vida.
Tres años más y milagrosamente él seguía allí, esperando quizá. Sin embargo, cuando aquel hombre vio en la calle a aquella mujer triste y fuera de lugar, en la que no quedaba rastro de la niña que amó, se mordió las lágrimas, maldijo su suerte y se fue en silencio, lamentando añadir más dolor y soledad al que la vida ya había causado.

19 de junio de 2019

El fin de los días




No encontramos otro planeta. Moriremos con nuestro Sol.

17 de junio de 2019

Un regalo tras otro

Su relación empezó cuando eran niños. Aquel día ella le dio una goma y él le regaló una canica.
Después los regalos fueron cambiando: un cuaderno, un dibujo, un número de teléfono, una rosa, un beso, una cita, un anillo, algunas miradas cómplices, una casa, un hogar, un niño, una niña, silencios compartidos, un viaje, una multitud de paseos por el parque,….
Hoy, casi una vida después, en el hospital, él se sienta junto a la cama para dibujarle caricias en la piel y ella encuentra fuerzas para devolverle una sonrisa.

16 de junio de 2019

HAIKU (7/09/2018)





Campo florido,
vuelo de mariposas,
la primavera.



15 de junio de 2019

HAIKU (6/09/2018)





Escarcha fría,
laguna congelada,
trineo rojo.



14 de junio de 2019

Una publicación de vez en cuando no hace daño





En el último número de la revista digital miNatura, el 167, se han publicado un par de microrrelatos de mi autoría: “Ácida” y “La torre más altaY tan contenta.