23 de diciembre de 2016

Error en el enfoque

Él era el héroe de su propia vida, quien tomaba las decisiones o eso creía, hasta que le arrestaron en mitad de la calle por estar robando planos al verdadero protagonista, un cobarde que no se merecía ninguna atención y que tampoco la quería.

21 de diciembre de 2016

Un tiempo breve



Por fin ya tengo en mis manos “Un tiempo breve”, ese libro que recoge nada menos que cinco años del blog Esta noche te cuento, de las personas que están detrás y delante de él dándole forma día tras día.
En la red encontraréis huellas y ecos de ese libro, de su presentación en Madrid (en lo que tuve la ocasión de estar), de todos los encuentros y conversaciones de ese día (que me perdí en su mayoría al tener que irme pronto, demasiado); pero… tan segura estoy de que todo fue perfecto que desde aquí os invito a que busquéis las noticias, los reportajes y las fotos que unos y otras habrán realizado, para disfrutarlas, como yo lo hago.
Nada más tengo que añadir. Sólo queda una cosa por hacer, una importante: dejar aquí testimonio de todo ello, decir y alegrarme de haber estado allí, de formar parte de ese libro con mis microrrelatos “Felices sueños” y “Clásicos modernos”, de estar tan bien acompañada.
Gracias.

19 de diciembre de 2016

El silencio del fin

No me abandonó aquel día, hace cuatro años, en que sacó todas sus cosas de casa y salió dando un portazo, no se abandona así a las personas que nos son indiferentes. Estaba enfadado y se iba, pero aquel golpe y el respingo que yo di eran aún dulces palabras de amor.
            Me abandona hoy, lo pierdo hoy, el día en que se va de la ciudad sin dirigirme la palabra.

16 de diciembre de 2016

Prisas

-¿Quieres que vayamos al cine?
-Sí, quiero.

12 de diciembre de 2016

Cena sorpresa

Ayer, cuando entré en casa, un aroma delicioso invadió mi pituitaria. Poco después encontré un rastro de extraños objetos y deliciosos regalos que me guiaba hacia el dormitorio, y no pude evitar sonreír con mi ya habitual media sonrisa. ¿No es curiosa la vida? Mi marido, el mismo del que había estado pensando separarme hace tan solo unas semanas, parecía haber preparado algo más que una cena. ¡Con todos los cambios que había sufrido el mundo que conocíamos, que habíamos sufrido nosotros mismos! Allí estábamos, contra todo pronóstico, juntos, una pareja feliz en una sociedad cada vez más desestructurada y fragmentada.
Me estaba acercando ya al dormitorio; incluso puede que, rodeada de aquel irresistible olor, hasta empezase a gemir un poco. Emocionada y feliz, deseando saber cuál era mi sorpresa, rompí la puerta de la habitación para comprobar que él había empezado a comer sin esperarme; sin embargo pronto descubrí que no había razones para un enfado, no cuando nuestra comida era la vecina del quinto, una jovencita  pechugona bastante fresca

9 de diciembre de 2016

El príncipe y el mendigo

Un niño dibujaba en una hoja de papel un niño que, como él, dibujaba. Y, cuando las puntas de los dos lápices coincidieron en el mismo punto, los dos niños, el real y el de lápiz, pudieron mirarse. El que era de carne y hueso deseaba desaparecer; el que estaba en el papel esperaba, al contrario, que no le borrasen. Fue un instante mágico, un momento denso y largo, en el que los dos niños recluidos en sus respectivos mundos se envidiaron; fue un segundo en el que todo pudo pasar y sin embargo, no pasó nada. El niño real siguió dibujando, el niño de lápiz fue terminado.
Unos meses después, la vida vino dolorosamente a demostrar cuán duradera puede llegar a ser la unión entre dos mundos a la vez cercanos y distantes. El niño de carne y hueso desapareció, sus padres acabaron enmarcando el de lápiz.

5 de diciembre de 2016

Microrrelatos en El Definido

La revista digital El Definido tiene una sección de microrrelatos. En ella encontraréis y de momento, un par míos.  
Así que estoy muy contenta, por eso y por la buena compañía.
A todos nos encontraréis entrando por el botón “Actualidad”; y, junto con los microrrelatos, información sobre cómo podéis hacerles llegar vuestros escritos.

2 de diciembre de 2016

Meteorología para niños: juegos educativos

No es que sea fácil: que si las explicaciones de los conceptos meteorológicos han de ser perfectas, y que no aburran; que un niño las entienda y nos las odie al primer vistazo; que si la aplicación es la que es y da las posibilidades que da; que no te repitas; que las imágenes sean libres; que…
A pesar de todos los pesares y cortapisas, se avanza despacio, muy despacito, incluso a veces todo llega a pararse y un día vuelve a ponerse en marcha por alguna razón desconocida. Al final, algo se consigue, a día de hoy, hay dos juegos educativos disponibles en los que he tenido la oportunidad de aportar algunas cuantas cosas, que se encuentran en la página de AEMET y a los que se accede con un clic.
Son estos:
Aunque, ya que hablamos, no puedo evitar recordarlos los cuentos (¡tan bonitos!), de descarga gratuita y que encontrarás aquí; entre los que encontrarás “Los meteoros” y “La presión” de los que soy autora.