9 de marzo de 2015

Formas

Un cuadrilátero es más calculador, eso sin hablar de que con sus vértices puede hacerte daño. En cambio las circunferencias, ellas, son capaces de los mejores abrazos; eso sí hay que evitar que se te acerquen al cuello, no sea que entre mimo y mimo vayan a dejarte sin aire.

(microrrelato publicado en el blog Cincuenta palabras)

4 comentarios:

  1. Luisa, un gran ejercicio de ingenio este microrrelato de formas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Que buena forma le has dado a tu micro. Eres desde luego, magnídica.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar