27 de mayo de 2016

El otro lado

            Siguiendo el ruido de los golpes acabé en el cuarto de baño.
            -¿Se puede saber donde estabas? Llegas tarde.
            Me supe entonces preso, el reflejo era yo.

4 comentarios:

  1. jope! Un micro increíble! Genial!

    ResponderEliminar
  2. El cuarto de baño nos guste o no, nos devuelve el otro lado, el otro yo, lo aceptemos o no.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  3. Un viaje complicado. El viaje hacia uno mismo. Gran micro.

    ResponderEliminar