15 de julio de 2011

Reclutado

            Vuelve sano y salvo, susurró la madre, viendo con horror cómo el miedo a la guerra en los ojos de su hijo empezaba a convertirlo en un fantasma.

(microrrelato presentado sin éxito a la XVII Edición del Concurso de Microrrelatos en Bubok)

(ésta es una entrada programada porque estoy de vacaciones, pero agradeceré que dejes un comentario, como siempre)

3 comentarios:

  1. Sano, salvo y en casa; pero solo físicamente. Eso queda muy claro.

    ResponderEliminar
  2. Buen nano para expresar el horror de las guerras.

    Besos

    ResponderEliminar