9 de mayo de 2013

Monstruos

A fuerza de dominar sus sueños y hacer que el miedo perlase su frente, creyeron que el siguiente paso sería entrar en la realidad a través de los gritos de aquel que les soñaba.
Se equivocaron. Ahora, armado de locura, no hay nadie más valiente.

3 comentarios: