13 de mayo de 2012

Firmas


Tras la primera sentencia de muerte, empezó mortalmente a aburrirse.

7 comentarios:

  1. Luisa, es que una vez cumplido el trabajo siguen muchas horas muertas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Claro es lo que tiene SOLO firmar. Que es aburrido.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tenéis mucha razón, es más divertido matar que firmar sentencias de muerte. Vaya miedito dáis.
    Buen domingo a todos

    ResponderEliminar
  4. Ay, qué pena que se aburriese, pobre, seguro necesitabas màs sentencias que firmar...
    O salir directamente a cumplir las sentincias él mismo, para pasar un ratito más divertido. Uf...Luísa cuánto contenido tiene tu frase.

    Besos desde mi mar,

    ResponderEliminar
  5. Morirse de aburrimiento será la condena de ese verdugo de pacotilla :-) Contundente micro.

    Luisa, te he dejado una sorpresa en mi blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Es que acaba siendo muy rutinario.

    ResponderEliminar