31 de marzo de 2014

Cada soldado cuenta

Como barco no parecía gran cosa, apenas era un cuadrado relleno de tinta azul; pero cuando su dueño dijo: “Hundido”, sólo entonces, tuvo que admitir que aquella batalla estaba perdida.

4 comentarios:

  1. Jajaja. Me gusta tu planteamiento, tu nudo y sobre todo tu desenlace.
    Un buen nano, Luisa.
    Una historia importante... de una simple hoja cuadriculada en azul.

    Un abrazooo

    ResponderEliminar
  2. Tocado y hundido!! jeje qué recuerdos...

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
  3. Hola, acabo de iniciar el proyecto 365: escribir un relato por cada día del año. He visto tu blog navegando por internet. Si quieres seguirme, mi blog es: http://pepitas-de-oro.blogspot.com.es

    ResponderEliminar