6 de agosto de 2011

Profecía

Siempre supe que, cuando el fin del mundo llegase,  pensaría que nuestro tiempo había sido poco.

10 comentarios:

  1. Parece una declaración de amor. Es precioso, Luisa!

    ResponderEliminar
  2. Nuestro tiempo siempre es poco...Queremos más.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  3. Muy profético, sí señor! Hay momentos que parecen eternos y años que se esfuman en un segundo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Luisa, me apunto a tu blog. Precioso nano. El tiempo siempre es corto, muy corto. Un abrazo.
    http://marhorno.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Siempre es así, el tiempo se acaba y uno quiere más para poder aprovecharlo y disfrutar. Buen nano.

    Besos afrutados.

    ResponderEliminar
  6. Nunca es bastante el tiempo, siempre necesitamos más.

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Luisa, cuando uno está agusto, el tiempo siempre es corto.
    Muy bueno, un saludo.

    ResponderEliminar