22 de octubre de 2012

Bioscuridad


            Los troncos oscuros y erizados de las palmeras enmarcan un paisaje lúgubre de niebla y bruma. Parece que sólo los pájaros pardos han venido a revolotear en el parque. Y se han quedado mudos.
Los brazos del ceibo, cubiertos de ceniza, se introducen en el cuadro, colgando en el aire húmedo los rojos crespones de sus flores cabizbajas.
Cruza, como un destello, un chaleco amarillo, y se corta el silencio con el grito del benteveo, que desafía, agorero, a las agudas espinas y al viento helado.
Se suma a la dantesca escena una enorme chimenea, de la cual emergen espesos chorros de humo, en distintos tonos de negro, y se desparraman millones de partículas negrísimas, que poco a poco van cubriendo y apagando los colores.
Desde el manto de pastos agrisados donde yace, el charco devuelve unos reflejos aceitosos, y contempla, impotente, la perpetua batalla que está dando la vida por seguir siendo vida.
En el lejano horizonte aparece tímidamente el rojizo anuncio de un nuevo día de esperanza. La niebla que cubre los montes y sembrados comienza a desarmarse, y envuelve como una bufanda húmeda, teñida de rosas y violetas, las primeras siluetas alargadas.
           Se abre, chirriante, un oxidado portón. Desde adentro, la luz artificial recorta la figura de un obrero, que sale restregando sus manos frías y cansadas. De un bolsillo de su camperón saca una pequeña cámara fotográfica y, sin percibir la cruenta lucha que se libra en el angustiado parque, dirige su lente y su mirada hacia el mágico instante en que la noche se repliega hacia su reino, donde acechará, sigilosa, su próxima oportunidad.
          La fotografía despertará admiración, y muchos elogiarán tanta sensibilidad ante la belleza del paisaje.
           Mientras, allá en el parque, unos restos de verde y amarillo sucumben, finalmente, ante la insensibilidad del azufre y el carbón.

Microrrelato escrito por Hugo Jesús Mión
Ilustración hecha por Amparo Martínez Alonso

(Si tienes un microrrelato con temática ecologista, no dudes en enviármelo. Si, por el contrario, prefieres ilustrar, ponte en contacto conmigo, esta sección la estamos construyendo entre todos y estás invitado. ¡Muchas gracias!)

20 comentarios:

  1. Como siempre, Luisa, con tus lunes ecologistas nos sigues sorprendiendo, deleitando y removiendo conciencias.
    Magnífico micro lleno de imágenes y lirismo para contrastar luchas por la supervivencia. Me ha encantado, Hugo Jesús.

    Abrazos a los dos.
    Amparo M.A.

    ResponderEliminar
  2. Hugo como siempre, poniendo su prosa iluminada a la que nos tiene acostumbrados.
    Amparo, no entendí en un primer momento la imagen, pero luego de leer lo escrito me pareció sensacional.
    Ambos han logrado una imagen cruda de una triste realidad.
    Un abrazo para los tres.
    Luisa lo tuyo es fabuloso, gracias.

    ResponderEliminar
  3. Yo sólo soy fabulosa porque ellos, los que escriben y dibujan lo son, me lo ponen TAN fácil.
    Hugo me comentó que si era largo, que si esto o lo otro pero... ay, cómo no publicarlo con una excusa tan tonta. Amparo, ella me sorprendió, mucho.
    Muchas gracias a todos, y besos.

    ResponderEliminar
  4. Es un verdadero honor ver mi texto publicado entre tantos relatos excelentes, y engalanado con la ilustración de Amparo, que rescata el instante más positivo de la historia, la belleza del amanecer y la intención de capturarla, dentro de tanta destrucción. Gracias a todos.

    ResponderEliminar
  5. Es muy visual el relato y muy bonito. Venf¡godesde el blog de Petra.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita. Vienes desde un muy buen lugar. Quédate, si gustas.

      Eliminar
  6. Poético texto en el que por fin he entendido la ilustración de Petra con ese ángulo de la cámara captando lo único que merece la pena : una amalgama de colores cálidos que anuncian esperanza ante tanta barbarie.

    Besos para autor e ilustradora,
    besos para la mujer que merece "el novel ecológico a las tierras heridas."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Laura. De a poco os voy agradeciendo todos vuestros gestos de cariño, al visitar nuestros blogs y dejar vuestros comentarios. Saludos.

      Eliminar
  7. Incluso en situaciones tan dramáticas, siempre hay un resquicio por el que se cuela la esperanza. Los dos habéis reflejado muy bien esa "batalla de la vida por seguir siendo vida". Felicidades a los dos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podemos constatar y denunciar todas las situaciones de sufrimiento que tocan a nuestro planeta, pero también debemos mostrar por dónde entra la luz. Gracias, Nieves.

      Eliminar
  8. Una batalla de colores, muy lírico Hugo. Me ha encantado. Petra le captó la entraña. Excelente trabajo para ambos. Saludos van!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sandra. No debemos perder el lirismo, aunque nos quieran ganar los grises.

      Eliminar
  9. Me pone muy contento leer vuestros comentarios, parece que he logrado trasmitir todo lo que sentí, cuando tuve ante mí el paisaje que motivó mi texto. Gracias!

    ResponderEliminar
  10. Aquí estoy, Hugo. Luisa encantada de conocerte. Soy seguidora de Hugo desde hace poco. Me parece una interesantísima iniciativa la tuya, poniendo este pequeño o gran grano de arena para el rescate de nuestro planeta.
    Hugo, magnífica descripción de un paisaje grisáceo y triste que no tardará mucho en ser el que nuestros nietos contemplen. Relatas con muy bellas palabras la sordidez del entorno al que estará condenado nuestro planeta si no se hace algo ya! Precioso texto.
    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta. Esperemos que todos hagamos algo. Desde ya, Luisa está dejándonos este aporte, que me parece muy valioso. Saludos.

      Eliminar
  11. Enhorabuena Luisa por esta iniciativa tan ecológica y cultural.
    Enhorabuena Hugo por este micro tan descriptivo y de denuncia.
    Enhorabuena Amparo por poner imagen y color y complementar tan bien el relato.

    Ha sido un placer pasar por aquí.
    Hugo, estupendo relato, maestro.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mos, tú siempre tan atento, dándonos ánimos con tus gentiles comentarios.

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Gracias, Cybrghost, por la parte que me toca, pero tal vez sea exagerado. Saludos.

      Eliminar
  13. Ya estoy acostumbrada, quizá no debería decirlo...Aplausos a ambos.

    ResponderEliminar