17 de mayo de 2011

Animales

Cuando lo vi tan asustado, casi tanto como yo, recordé todas las veces que algún animal había entrado en casa.
Me acordé del pájaro al que tuvimos que ayudar a encontrar la ventana, de la cucaracha que había sacado a mi madre de sus casillas, del gatito al que dimos leche y que luego se fue,…
Sí, me acordé de todos pero esta vez… ¡el animal era tan grande!
Llamé a mamá a gritos mientras lo vigilaba para que no se escapase. Cuando vino, vi como ella también se asustaba un poco, como parecía no estar segura de lo que tenía que hacer, hasta que la oí decir alto y claro:
-Fuera. Vete de esta casa.
Sólo eso. Y el animal empezó a moverse hacia la puerta.
¡Qué extraño! Justo antes de salir, él volvió la cabeza y dijo el nombre de mamá, muy bajito, pero yo lo oí perfectamente.

(Este es el micro que leí, o intenté leer a pesar de los nervios, en la Megaquedada de Microrrelatistas a modo de presentación; como maestro de ceremonias tuvimos a Fernando Vicente).  

17 comentarios:

  1. Si hubiera estado en la librería, habría dicho, plas, plas, plas, plas, bravo!!!

    ResponderEliminar
  2. Encantado de conocerte y de que me tocara tu micro tuneado, me encantó, lo leí cuatro veces seguidas en casa, con ese París en papel tridimensional. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Maite, una pena que no estuvieséis todos.
    Manu, gracias, aunque el micro de Paris es tuyo (un regalo es un regalo) mañana lo publicaré aquí. Yo todavía flipo aún que tu puesta en escena y tu biblia en verso (genial, absolutamente)

    Para los que no hayan leído aún esa biblia:
    http://lolasanabria.blogspot.com/2011/05/manu-espada-y-su-biblia-en-verso.html

    No sé qué esperan!!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bueno!
    ¡Felicidades por el éxito de esa Megaquedada!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Dulce, vigoroso,... Me ha encantado.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  6. Gracias. Creo que no lo leí como debía (de hecho, no me acuerdo de nada) y por eso es importante que esté aquí.
    Un beso a todos.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que tu micro tuneado fue una de las estrellas de la reunión, y es que con ese texto no se podía esperar menos.

    Por cierto, ¿Luisa te enteraste al final de cómo fue tu presentación?

    Un abrazo y hasta la próxima

    ResponderEliminar
  8. E X C E L E N T E!!!!!!!!
    CHAPÓ

    Abrazos admirados
    Me permitís incluirlo en mi página micros de mis amigos?

    ResponderEliminar
  9. Leerlo, bien, pero poder rescatarlo aquí, requetebien.

    Abrazos y besos a pares.

    ResponderEliminar
  10. Miguel, el micro tuneado tiene otro texto y ése, de momento, sólo lo ha leído Manu. De momento.
    Patricia, yo a tí te permito lo que tú quieras. Siempre amable.
    Lola, guapa. Me gustó verte.

    Un besazo a los tres.

    ResponderEliminar
  11. Luisa fue un placer conocerte. Gran micro con tuneo (¿existe esa palabra?) espectacular
    Saludillos virtuales post reales

    ResponderEliminar
  12. Encantada de haberte conocido, Luisa. Pena no haber tenido ocasión de cruzar más palabras.

    Sobre la lectura... no se te notaron nada los nervios, en todo caso, sería la gran emoción.

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Lo leíste estupendamente, no sabía que el micro de Manu era otro... qué ganas de leerlo!!!
    Este me encanta, dice muchas cosas...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. ¡Genial el texto, Luisa! Esa frase final es totalmente increíble.
    Muchas gracias por todo maja. Que digo yo que siendo de Madrid nos veremos más a menudo, ¿no?
    Besos
    :)

    ResponderEliminar