16 de noviembre de 2011

Delito urbanístico

Oz es el único país en que los senderos no son de tierra, son de baldosas amarillas. Y es que alguien “untó” al mago, no fue otra cosa.

3 comentarios:

  1. Qué bueno, qué bueno, qué bueno. NO puedo decir otra cosa. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, te superas según voy leyendo.

    ResponderEliminar